Cómo cuidar tu coche en invierno

Cuidar-coche-invierno

Son muchas las averías que puede sufrir un coche en invierno desde el punto de vista estético y mecánico. En esta temporada hay que ser especialmente cuidadosos para conservar el buen funcionamiento de nuestro transporte.

Permítenos contarte en este artículo los riesgos que tu coche puede enfrentar en la estación fría y cómo solucionarlos.

Sal y arena

Dependiendo de dónde vivas, los camiones de arena y/o sal suelen estar cerca de la primera gran nevada. Estos agentes se utilizan para mejorar la tracción en carreteras heladas, pero ambos pueden dañar tu coche.

La arena está formada por guijarros e incluso pequeñas rocas que pueden rebotar y golpear las ventanas y la carrocería de tu coche, lo que provoca que se astillen el parabrisas, los espejos y la pintura.

La sal es otro agente que se usa para derretir el hielo y mantener las carreteras seguras durante los meses de invierno. Con el tiempo, la exposición a la sal puede provocar la formación de corrosión y óxido en tu coche.

La mayoría de los daños causados ​​por la sal se producen debajo del coche, ya que el chasis está completamente expuesto a la sal que se esparce por la carretera. Cuando un coche se estaciona en un garaje después de conducir en invierno con sal, la sal se adherirá y con el tiempo puede dañar los sistemas de frenos, escape y silenciador.

Para prevenir este tipo de deterioro, sobre todo en la pintura, es buena idea utilizar esmalte alquidálico en tu coche. Con este producto puedes proteger la pintura del coche y lograr un brillo esplendoroso.

El frío endurece los componentes de goma y puede causar grietas

Ya sean las mangueras que llevan fluidos de una parte de tu coche a otra, o la banda alrededor de las puertas, espejos u otras partes exteriores de tu transporte, tu coche tiene más caucho de lo que piensas.

Las bajas temperaturas pueden agrietar el caucho. Los cambios extremos de temperatura provocan expansiones y contracciones repetitivas que debilitan la goma con el tiempo. La humedad puede filtrarse en pequeñas grietas y cuando las temperaturas bajan, se congela, lo que hace que las grietas se agranden y agraven el problema.

La mejor protección es revisar regularmente sus mangueras y hacer que un profesional las compruebe a la primera señal de desgaste.

El frío puede agotar la batería

Las temperaturas extremas son difíciles para las baterías de los coches. El frío reduce la capacidad de las baterías de plomo-ácido (las altas temperaturas aumentan su capacidad).

Conducir en invierno requiere el uso de más accesorios, como faros, calefactores, limpiaparabrisas, etc., lo que provoca una mayor tensión y una mayor exigencia en la batería. El frío puede incluso hacer que la batería falle, llegando en algunos casos a ser necesario sustituirla.

La batería puede funcionar bien si el coche está funcionando, pero puede no ser tan eficiente cuando el vehículo está inactivo. Si dejas tu coche por largos períodos de tiempo sin conducirlo, asegúrate de que alguien venga y lo encienda y lo lleve por el vecindario de vez en cuando.

Este consejo es especialmente importante para los «pájaros de la nieve» que se dirigen al sur para evitar los duros inviernos en su región.

Los días fríos pueden congelar las líneas de combustible

Los vapores de agua en la línea de gas pueden congelarse en condiciones de frío extremo. El uso de un aditivo de gasolina puede proteger contra esto, tu taller o distribuidor local deberían poder recomendarte un anticongelante de línea de gasolina de buena calidad.

Saber cómo preparar tu coche para el invierno es muy importante, especialmente si vives en un área afectada por fuertes nevadas y temperaturas bajo cero. El mantenimiento de invierno puede ayudarte a evitar algunas amenazas desconocidas que pueden afectar su valor de reventa.

Cuándo cambiar aceite y filtro del motor de tu coche

cambiar-aceite-motor

Uno de los pensamientos que más acechan a los propietarios de coches es: ¿cuándo debo cambiar el aceite del motor y su filtro?

En este artículo podrás entender lo importante que es hacer este tipo de mantenimiento y sobre todo cuándo hacerlo para evitar problemas graves en el motor.

¿Cuándo cambiar el aceite del motor?

No existe una regla general porque el reemplazo depende de varios factores, como el tipo de vehículo y su fuente de alimentación, así como el aceite específico utilizado.

Sin embargo, los fabricantes siempre recomiendan la vida máxima del aceite y la puedes encontrar en el folleto de uso y mantenimiento del coche. Seguramente podrás leer cuántos km necesitarás para reemplazarlo así como qué marca usar para obtener el mejor rendimiento, por lo que te ayudará a no descuidar la protección de las partes mecánicas y evitar que el motor se estropee.

Recuerde que el costo de reacondicionar el motor es mucho más alto que el costo de un simple cambio de aceite.

En ocasiones el motor presenta algunos problemas y el aceite se derrama de manera indebida. Por lo que tendrás que buscar en despiecesde.com los recambios necesarios para solucionar el problema.

Cada cuántos km cambie el aceite del motor

Generalmente, para un coche de gasolina, el cambio debe realizarse cada 15000 kilómetros, mientras que para un diesel uno cada 25-30000 kilómetros. Además, debe saber que no todos los coches tienen que contener el mismo volumen de aceite. De hecho, un coche normal necesita alrededor de 4 litros, mientras que un SUV al menos el doble.

Si tienes la intención de cambiarlo tú mismo y no por un mecánico, es mejor cambiarlo por completo y no apuntar a guardar. De hecho, no intentes dejar un poco y diluirlo con el nuevo porque de esta forma anulas por completo los beneficios del nuevo aceite.

Filtro de aceite: ¿con qué frecuencia se cambia?

Ligado a la cuestión del aceite está claramente el filtro de este último. Es un elemento fundamental porque sirve para evitar la acumulación de residuos que son riesgosos para el motor.

El filtro de aceite debe cambiarse cada 15-20 mil kilómetros por una gasolina y 25-30 mil kilómetros por un diesel, pero sería bueno que lo cambiara una vez al año. Si el coche ya tiene algunos años es necesario cambiarlo cada 10.000 kilómetros. Si no conduce su automóvil con demasiada frecuencia, debe cambiarlo antes de fin de año.

Ya sabes cada cuanto cambiar el aceite y el filtro del motor. Procura no demorar demasiado en hacer los cambios necesarios. Consulta con el manual de fabricante.

Cómo evitar que te roben en coche o sus accesorios

evitar-robo-coche

El robo de coches y accesorios es un evento que nos preocupa a todos los conductores. Sin embargo, hay una serie de acciones simples pero efectivas que pueden disminuir el riesgo de robo si las pones en práctica de forma permanente.

Estás a punto de mirar los mejores consejos que te ayudarán a evitar el robo de tu coche o de tus pertenencias. Sabemos lo importante que es para ti la seguridad de tu familia y pertenencias. Por eso hemos preparado esta fantástica guía.

Cierra bien las puertas

Aunque parezca un consejo básico, muchos de los robos a coches se producen por un olvido al momento de cerrar las puertas. Por eso debes revisar bien que todo esté cerrado antes de dejar tu coche parqueado en algún lugar.

A pesar de que tu parada sea muy breve y tu coche esté cerca, nunca dejes de cerrar todas las puertas.

Lleva las llaves lejos del coche

De nada te sirve cerrar las puertas de tu coche si dejas las llaves cerca o visibles para cualquier persona. Lleva siempre contigo las llaves y así evitarás que alguien las robe y pueda abrir tu coche.

Si estás en casa no dejes las llaves de tu coche en cualquier sitio. Establece un sitio seguro y oculto para colocarlas apenas llegues a tu hogar.

Cuidado con las llaves de repuesto

Una práctica común es tener llaves de repuesto por si la llave principal de nuestro coche desaparece o queda encerrada. Sin embargo, esto puede ser una vulnerabilidad para la seguridad.

De la misma forma que te aconsejamos guardar la llave principal en un lugar seguro, la llave de repuesto también debe ser celosamente custodiada.

Ajusta bien los accesorios

En muchas ocasiones el robo de coches no se concreta, pero el ladrón puede llevarse alguno de los accesorios. Es por ello que debes ajustar bien el cofre externo de coche y los sistemas de enganches de remolques para evitar que sean sustraídos con facilidad.

Instala un sistema de alarma y rastreo

Los sistemas de alarma y rastreo son tu principal aliado al momento de la protección de tu coche. Con ellos podrás persuadir a los ladrones de actuar impunemente, y podrás localizar tu coche si es movido de su sitio.

La mayoría de los robos frustrados se deben a la correcta instalación y uso de los sistemas de rastreo y alarma.

No dejes objetos de valor visibles en tu coche

Si dejas objetos de valor a la vista de todos en tu coche muchos ladrones podrán verse tentados a extraerlos. Al llevar contigo tu laptop, Smartphone o tablet, guárdalos debajo del asiento o en algún compartimiento seguro dentro de tu coche.

WordPress theme: Kippis 1.15